La moneda de cambio en el mundo en-línea es la información de los usuarios, lo que significa que todos los medios que sirvan para recabar esa información le añaden valor al proceso de comunicación de las empresas. Por esta razón la creación de contenidos es ahora el punto central de las estrategias de marketing.

“El contenido es el Rey”, el nuevo lugar común en el mundo del marketing. Es una nueva forma de decir una vieja verdad: lo que realmente importa es el cliente. Eso se traduce en la necesidad de crear contenidos relevantes, importantes, útiles, necesarios para aquellos que son el objetivo de nuestros esfuerzos.

¿Cómo crear contenido relevante?

Si dentro de tu empresa cuentas con un departamento de comunicación, este tema se puede organizar fácilmente alineándolo con la estrategia de marketing. Si ese no es tu caso y no cuentas con especialistas en comunicación entre tus filas, puedes recurrir a una agencia de comunicación o a tu agencia de branding para desarrollar una estrategia de comunicación orientada a la creación de contenidos. Para adelantar la algunos criterios puedes revisar las recomendaciones que plantea WebEmpresa20 sobre como organizar tus contenidos.

Según la misma fuente, los contenidos pueden tener 4 propósitos:

  1. Captación. Atraer visitas a tu web o tu blog.
  2. Conversión. Conseguir que ese tráfico que llegue a tu web se convierta en lead, dejando sus datos.
  3. Venta. Conseguir que esos “leads” se conviertan finalmente en clientes.
  4. Fidelización. Conseguir que tus clientes actuales , clientes potenciales (leads) o simplemente visitantes a tu web hablen bien de tu marca, de tus productos o servicios.

Algunos temas de interés para los lectores de tu blog pueden incluir:

  1. Noticias del Sector. Especialmente interesante en los sectores productivos en los que la actualidad es muy importante y las situaciones cambian constantemente.
  2. Opinión del experto. Suele ser un punto de vista de alguien considerado un referente en su área. Puede desarrollarse en forma de entrevista o como la variante de ‘autor invitado’.
  3. Tutorial. Enseñarle a las personas cómo hacer algo siempre puede ser interesante, incluso en temas tan comunes como freír un huevo o configurar una red inalámbrica. Lo que puede diferenciar este tipo de contenidos es la calidad de la explicación y el enfoque que se úse.
  4. Consejos de experto(s). Es similar al anterior, sin embargo se diferencia en que la persona que lo imparte es algún tipo de autoridad en el tema. Suele aplicarse más bien a temas más abstractos o especializados.
  5. Compilación. Nada más útil cuando buscamos la mayor cantidad de información sobre un tema particular. Puede abordarse desde diversos enfoques, pero suele ser una lista o enumeración de contenidos, mejor si incluye rápidas descripciones y mucho mejor si incluye links activos.
  6. Comparativas. Suelen ser análisis entre las ventajas y desventajas de dos productos o servicios que compiten en la misma categoría. En general funciona mejor si quien hace el análisis es un experto reconocido o se hace en forma de foro.
  7. Nota de prensa. Se utiliza para presentar periodísticamente un producto o servicio. Formalmente suele enumerar las características objetivas y es importante dejar claras las razones porque ese contenido puede ser del interés de los lectores.
  8. Publirreportaje. Generalmente se trata de hablar de todas las bondades de un producto en medios ajenos. También suele pagarse por ese espacio lo que lo convierte en una forma de publicidad y por lo tanto en un recurso poco confiable.
  9. Entrevista. Las mejores suelen abordar a personajes interesantes y dependen mucho del talento del entrevistador. Aplican como una variante de la ‘opinión del experto’.
  10. Reseña. Consiste en el análisis crítico de un producto o servicio.
  11. Caso de estudio. Los mejores son aquellos que muestran los resultados de un proceso mediante los métodos empleados para llegar a esos resultados.

Puedes leer más recomendaciones en el blog de 40 de Fiebre y en el de Macribo, de donde resumimos esta lista que en el post original contiene ejemplos por cada categoría.

¿Cómo lo presentamos?

Hay varias fórmulas para crear contenido. Como dicen en España: “cada maestrillo con su librillo”. Sin embargo, analizando a los autores más influyentes de la blogosfera encontramos un patrón común: cada uno escribe sobre lo que le apasiona. La honestidad, el dominio y la contundencia del contenido hace que la gente los siga como verdaderos fans.

Por supuesto que cada autor tiene un público con sus propios intereses enlazados por la afinidad. Resultaría muy extraño que un adolescente lea el blog de Seth Godin o que un economista se suscriba al blog de PerezHilton. Sin embargo existe un ranking de blogs que tienen el estatus de empresas que funcionan únicamente a partir de la creación de contenidos. Tanto que Forbes publica cada año una reseña de los 10 blogs más productivos del mundo.

Sin embargo todos las publicaciones exitosas comparten un esquema parecido:

  1. Están enfocadas en un tema y un público específico.
  2. Tienen introducciones cortas, atractivas e interesantes.
  3. El contenido está bien organizado y segmentado visualmente.
  4. Revisar, corregir y editar.
  5. Tienen una atractiva imagen de introducción.
  6. Incluye temas o etiquetas.
  7. Cierra con un llamado a la acción.

La formula sencilla para escribir un post, desarrollada con más detalle, la puedes encontrar en el blog de Hubspot. Vilma Núnez tiene un enfoque más dirigido al lector y comparte un método de 7 pasos para crear contenido basado en ese enfoque.

El llamado a la acción es clave

Porque sirve para medir la efectividad de nuestro contenido. Se trata de una invitación para actuar, para que el lector participe de forma activa en la relación con tu contenido, algo tan simple como dejar su comentario, suscribirse al blog, descargar un e-book, abrir otro artículo o inscribirse a un webminar. El llamado a la acción permite configurar la relación entre nuestra publicación y los lectores y es la oportunidad para crear los lazos que nos únan.

En un mundo en el que el contenido está al alcance de un clic, la forma de relacionarnos debe pasar por conexiones emocionales, por identificación y por afinidad. También ayuda la creación de herramientas, e-books y otros descargables que el lector pueda llevarse consigo, pero lo realmente importante es el contenido mismo, sin eso cualquier regalo es un recurso superficial, es como tratar de hacer amigos con regalos y sin una conexión emocional. Cómo lograr esa conexión emocional es algo que debemos explorar más adelante.

Recibe más información en tu email. Suscríbete a este blog.

Categories: marketing

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *